Informes de Lección

Saltar a: navegación, buscar


Una calificación puede calcularse cuando el estudiante ha completado una lección. Para mantener el método de calificación razonablemente transparente se utiliza una fórmula relativamente simple. Es el número de respuestas correctas dividido entre en el número de páginas de pregunta vistas. Este número simplemente se escala según el parámetro de calificación de la lección.

Cuando se activa la Puntuación Personalizada en la página de configuración de la Lección, el algoritmo de calificación cambia. En vez del criterio anterior, la calificación se basa en los puntos obtenidos por el usuario, los cuales se dividen entre el total de puntos posibles. De manera que, los valores de puntuación asociados con cada respuesta del usuario se van añadiendo. Estos se dividen después por el total de la puntuación máxima que el usuario podría haber obtenido para cada página contestada. El número resultante se escala según el parámetro de calificación de la lección.

Una lección se califica cuando el estudiante llega al Final de la Lección. Este punto normalmente se alcanza contestando correctamente la pregunta de la última página (orden lógico).

El estudiante no tiene la obligación de pasar por toda la lección de una sentada. Si un estudiante pasa algunas páginas y hay una interrupción, la próxima vez que vea la lección se le preguntará si quiere volver a empezar desde el inicio de la lección o desde el punto donde lo dejó. El último punto es en realidad la página que alcanzó con su última respuesta correcta. Los "intentos" previos se registran y la calificación para las sesiones "interrumpidas" incluirá páginas vistas y preguntas respondidas de otras sesiones.

De alguna manera dar una calificación a una lección es a la vez una bendición y una maldición. El foco principal de la lección debería ser la transferencia de conocimiento de un modo razonablemente interesante. Dar una calificación puede convertir la lección en una especie de cuestionario donde dar las respuestas correctas sea el único objetivo. Por otra parte, a los estudiantes les gusta obtener una "puntuación" perfecta y dar calificaciones puede ser la zanahoria necesaria para hacer que el estudiante repita la lección hasta conseguir el mágico 100%.

Aunque las lecciones tienen calificaciones, no deben ser consideradas como tareas que llevan a obtener "notas" significativas. Son más útiles como Tareas Formativas donde las calificaciones, aunque son una medida de actividad, no se cuentan generalmente en la nota final del curso. Si las lecciones se utilizan de una manera formal, probablemente lo más conveniente es utilizar sus calificaciones como umbrales. Por ejemplo, «Debes tener por lo menos una media del 80% en las ocho lecciones de este curso para realizar la tarea XYZ». Las lecciones se utilizan principalmente para lograr que uno comprenda porciones de conocimiento. Evaluar ese conocimiento es algo distinto.